Cuando el sexo duele Cuando el sexo duele

Cuando el sexo duele

RSS

https://es-us.noticias.yahoo.com/cuando-el-sexo-duele-194118746.html?nhp=1

bedbed

Una condición que puede destruir el deseo. Foto: Thinkstock

Básicamente, la vulvodinia se trata de dolor en la vulva, la parte externa de los genitales femeninos. Tara también leyó que es una enfermedad “silenciosa”. Difícil de diagnosticar y cuyas causas, en general, se desconocen.

Se enteró de que puede durar años, causar episodios repetitivos de dolor fuerte y hasta destruir el deseo sexual.

Atravesar lo peor

Las novedades no la consolaron para nada. “Me deprimí. Estaba por casarme en ese momento. Me sentía terrible de no poder tener sexo, y a veces alejaba a mi pareja porque sabía que podíamos llegar solamente hasta un punto”, relató.

Jason, su entonces novio y actual marido, fue un apoyo clave. Según Tara, el vínculo que forjaron fuera del dormitorio los impulsó a seguir adelante.

Camino hacia una solución

Tara volvió al primer especialista que había consultado, con su autodiagnóstico de vulvodinia en mano. El ginecólogo le recetó cremas especiales, que aparte de ser costosísimas no le resolvieron el problema. Luego llegó el turno de las inyecciones de lidocaína, que tampoco ayudaron.

Un día, se sentó frente a ella en el consultorio y le confesó que había hablado con seis especialistas diferentes sobre su caso, y que no quedaba más nada por hacer. Así nomás, el médico se rendía. Pero Tara, no.

Ver fotos

 

Ella se animó a contar su historia. Foto: Tara Langdale-Schmidt

Una idea inesperada

Tara tenía un antecedente de dolor crónico en la familia: su madre había sufrido fibromialgia, una enfermedad de origen desconocido que produce dolor muscular y nervioso.

Después de muchos tratamientos fallidos, la mamá había encontrado alivio en una terapia basada en dormir sobre imanes.

Tara dio con algunas investigaciones que comparaban a la vulvodinia con la fibromialgia, y decidió crear un prototipo de dilatador vaginal con imanes en su interior. Empezó a usarlos 20 minutos, dos veces por día, por dos semanas. Y, por fin, el dolor bajó un 70%. Podía volver a tener relaciones sexuales.

 


Related Posts

  • 5 Great Products for Painful Sex

    We here at VuVa decided to put a list together of our favorite pelvic pain products for women who suffer from painful...

  • Menopause Symptoms

    In the months or years leading up to menopause (perimenopause), you might experience these signs and symptoms: Irreg...

  • 22 Products for Women with Pelvic Pain

    Stephanie at the Paindownthere.com has created a list of products and books for women dealing with pelvic pain issues...

Previous Post Next Post

  • Tara Langdale
Comments 0
Leave a comment
Your Name:*
Email Address:*
Message: *
* Required Fields